Home / CATOLICOS / “Anita y sus dos mamás”, un cuento infantil para pensar las familias diversas

“Anita y sus dos mamás”, un cuento infantil para pensar las familias diversas

“Anita y sus dos mamás” cuenta la vida cotidiana de una nena de unos 6 años llamada Anita, su mamá Eva y su mamá Mimi, que está embarazada esperando el segundo hijo de esta familia. La editorial Molinos de Viento lanzó este libro –que no sólo es para chicos sino también para sus padres, familiares y amigos. Cuenta mediante un relato simple la dinámica diaria en las familias homoparentales, que para sorpresa de muchos no difieren del resto de las familias, cualquiera sea su conformación.

En diálogo con Boquitas pintadas, el editor de Molinos de Viento, Darío Fernández, cuenta que ya tienen tres títulos disponibles para pensar temas vinculados a diversidad sexual desde la infancia. El interés surgió a partir de su experiencia personal: hace tres años con su marido tomaron la decisión de ser padres y cuando empezaron a andar en ese camino repararon en la falta de material bibliográfico infantil que tratara la temática.

Fernández cuenta todo el recorrido de esta editorial cuyos libros ya pueden encontrarse en el sitio web de la editorial.

– ¿Cómo surge la editorial?

– Editorial Molinos de Viento surge a partir de la necesidad de tener material con temática de familias homoparentales en español. Hace unos 3 años, mi marido y yo tomamos la decisión de ser padres y agrandar nuestra familia. Comenzamos a averiguar las distintas alternativas y nos encontramos con un grupo fantástico en la Fundación Foro, conformado por varias parejas y algunas personas solteras LGTB con un mismo objetivo: “ser padres”. Luego de varios años analizando las diferentes posibilidades algunos lograron su objetivo de ser padres y otros están en el proceso.

En este grupo se discutieron muchísimas cosas a cerca de la posibilidad de ser padres y madres LGTB, desde cómo se nombran los intervinientes en los procesos de subrogación de vientre, a como nos llamarían nuestros hijos. En medio de todo ese análisis acerca de nuestra realidad y la de nuestros futuros hijos nos dimos cuenta de que no había material bibliográfico infantil en la Argentina que tratara la temática. Sólo se conseguían algunas cosas traídas de España y el resto era todo material en inglés.

Este proceso de ser padres trae consigo algunos momentos muy angustiantes y estresantes, por lo que uno busca descomprimir la situación de diferentes maneras. Al ser yo diseñador gráfico, la mas práctica para mi fue comenzar a escribir e ilustrar.

– ¿Cuáles son los primeros títulos que editaron?

– Un tema que se había tratado en el grupo todo el tiempo fue, ¿qué cosas estarían bien en nuestras familias y cuáles no?. Esto me llevó a pensar en cómo les enseñaría a nuestros hijos qué cosas están bien o mal en general. Habíamos visto que en inglés había algunos autores que trataban el tema, pero no podíamos encontrar nada en español. De estas preguntas y de esta necesidad nació “Hay muchas cosas que están bien”, un libro no sólo para niños de familias homoparentales sino contra el bullying. Es un libro de integración, que permite contarles a los niños que todos somos individuos con diferentes características y capacidades y es eso lo que nos hace únicos y valiosos. Es un libro muy colorido que nos muestra distintos tipos de familia, chicos de distintas razas, con anteojos, entre otras muchas situaciones más.

Luego surgió “Anita y sus dos mamás”, que cuenta la vida cotidiana de una nena de unos 6 años llamada Anita, su mamá Eva y su mamá Mimi, que está embarazada esperando el segundo hijo de esta familia. Este libro no sólo es para niños sino también para sus padres, familiares y amigos. Nos cuenta mediante un relato simple la dinámica diaria en las familias homoparentales, que para sorpresa de muchos no difieren del resto de las familias, cualquiera sea su conformación.

Después llegó: “¿Cómo llegué a este mundo? Libro para chicos que llegaron a este mundo por subrogación”. Surgió de manera muy rápida y sorpresiva. Con mi marido estamos llevando a cabo un proceso de subrogación de vientre, que inclusive a nosotros nos costó comprender en que consistía. Luego de estar un año explicándoles a familiares y amigos de qué se trataba, sentí la necesidad de escribir de manera sintética cuál es el proceso que atraviesan las familias homoparentales que pasan por esta experiencia.

Un día en casa estábamos con el grupo de futuros padres, ya a esta altura amigos y compañeros en este fantástico viaje a la paternidad, hablando del tema de que no se encontraban libros infantiles con temática LGTB en español. En ese momento comenté con mucho pudor que había escrito e ilustrado algunos libros e insistieron en que se los mostrara. Cuando los vieron todos coincidieron en que era lo que ellos estaban buscando.

Luego de varios meses de insistencia por su parte, decidimos publicarlos, tarea que en un principio nos pareció algo sencillo, pero claro no lo era: debíamos primero chequear el material con profesionales de la salud reproductiva y psicológica para no incurrir en errores que pudiera confundir a los niños. Había que crear una editorial, consultar con un abogado para hacer las inscripciones correspondientes en el Instituto de la Propiedad Intelectual, en la Cámara Argentina del Libro, registrar la marca, elegir la imprenta, entre otra cantidad de cosas. Era un poco volver a repetir lo vivido hasta ahora en nuestro proceso a la paternidad pero reflejado en este caso en libros que finalmente el pasado 6 de noviembre salieron a la luz.

– ¿Qué otros títulos tienen en agenda?

– En este momento hay en preparación dos títulos más, que cuenten las realidades de los distintos tipos de familias y no sólo homosexuales, con la participación de otros autores. La idea es que Molinos de Viento crezca y podamos editar a más autores e invitar a ilustradores a sumarse a este proyecto que nos entusiasma tanto.

– ¿Por que el nombre de la editorial?

– El nombre Molinos de Viento surgió naturalmente; el camino a la paternidad en las personas homosexuales es un recorrido con muchos escollos no sólo biológicos sino sociales, al igual que para El Quijote, nos parecerían gigantes contra los que tendríamos que luchar, hasta que comprendimos que sólo son obstáculos, pruebas a superar. Por otra parte el molino de viento es un elemento cinético, generador de energía, la energía que generan los hijos, la energía que mueve al mundo.

– ¿Cuándo hicieron el lanzamiento?

– El 9 de noviembre pasado hicimos la presentación en la XXII Marcha del Orgullo LGBTIQ 2013 de Buenos Aires, donde justamente este año la consigna era “Educación sexual igualitaria, libre y laica”. Realmente nos sorprendimos con la buena repercusión y el interés que despertaron los libros en el stand que generosamente nos ofrecieron y compartieron con nosotros Arturo Lodetti, del programa Latitud Gay de Radio Sentidos y Ariel Nuñez, de la Guía Turística “Gay Travel Map”.

Por el stand pasaron muchas maestras y personas relacionadas con la educación que nos contaron que hoy en día se están presentando casos de familias homoparentales en las escuelas y que estos libros les serían muy útiles para trabajar con los chicos.

– ¿Por qué es importante hablar de estos temas desde la literatura?

– Nos parece importante desmitificar la connotación de oscuridad y perversión que se le ha dado a la homosexualidad durante siglos. La gente tiene muchas fantasías negativas acerca de dos hombres o dos mujeres con hijos, fantasías que carecen de sustento. Hoy día hay muchos estudios acerca de familias homoparentales y afortunadamente ninguna responde a estos estereotipos negativos que aún persisten en algunos sectores de la sociedad.

Los dueños de Molinos de Viento rodeados de amigos en el stan de la última marcha de Orgullo en Buenos Aires

Cuando terminamos los libros nos encontramos con una gran sorpresa: no eran libros sólo para niños sino también para adultos. “Hay muchas cosas que están bien” es un libro que nos muestra que está bien ser uno mismo, que aceptarse tal cual uno es nos acerca a aceptar a los otros con sus diferencias. “¿Cómo llegué a este mundo?” le cuenta a los adultos de manera simple como es el complejo proceso de la subrogación de vientres, y despeja la idea de “comercio” como eje central de esta práctica cada día mas común no sólo en parejas homosexuales sino también en parejas heterosexuales con problemas de fertilidad, muestra que tanto los padres como la donante y la subrogante transitan un camino de amor para concretar esa familia tan deseada. Finalmente “Anita y sus dos mamás” despejan fantasías y nos muestra que toda familia tiene una rutina diaria como cualquier otra.

– ¿Cómo creés que evoluciona el tema de la conciencia social respecto de las familias diversas en la Argentina?

– Creo que la Ley de Matrimonio Igualitario abrió una puerta para que mucha gente salga del clóset, con sus amigos, compañeros de trabajo y familiares. Esto le mostró a una parte de la sociedad que los homosexuales somos personas comunes y corrientes, que estudiamos, trabajamos, hacemos deportes, tenemos familias y amigos, y que hoy el marco legal reconoce nuestras propias familias.

La experiencia con respecto a la paternidad en nuestro entorno ha sido muy positiva. Por supuesto que aún queda mucha gente que no se permite pensar a la familia de una manera no binaria. Es un proceso, nos han criado con la idea de que una familia siempre fue papá, mamá e hijos, pero históricamente se sabe que la familia con ese formato tiene sólo unos siglos, de hecho estadísticamente sólo el 30% de las familias en la Argentina responde a esa estructura.

Pienso que se ha evolucionado mucho en muy poco tiempo, pero aún falta para que las familias homoparentales sean aceptadas en su totalidad. Ese tiempo estará dado por lo que le lleve a la gente entender que somos familias como cualquier otra.

About ateos-agnosticos

Check Also

Cinco reos del penal del Callao le cantarán al Papa Francisco.

5 internos del penal del callao de Sarita colonia le van a cantar a Francisco …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *